INVERSIONATE

Inversionate, Préstamos a medida en Uruguay

Inversionate es una solución a medida cuando una persona necesita financiación. Los préstamos van desde los cinco mil pesos uruguayos hasta los doscientos mil. Los plazos van desde seis a veinticuatro cuotas y la tasa de interés anual es la más baja, ubicándose entre 25 y 95 por ciento (TEA).

El funcionamiento es bien sencillo. La persona solicita el crédito desde la comodidad de su computadora, Tablet o celular. En apenas minutos la empresa analiza la solicitud y apenas se aprueba la persona puede retirar el efectivo en cualquier punto del país.

El registro es con el correo electrónico y la solicitud debe detallar el monto requerido, el plazo a pagarlo, la tasa de interés que la persona puede pagar y la razón de la solicitud. Luego, se envían los documentos requeridos por correo electrónico, WhatsApp o Facebook, y en base a la información la empresa analiza el perfil crediticio del solicitante y envía una solicitud final.

Si la persona la acepta, puede automáticamente retirar el efectivo y empezar a pagar las cuotas mensuales. Solamente se pueden solicitar los créditos a través de la página web.

Para solicitar los créditos es necesario tener residencia en el Uruguay y presentar la cédula de identidad. Aquellos extranjeros que residan en el país pueden hacerlo con pasaporte, pero siempre con la residencia uruguaya otorgada. Es necesario además tener 18 o más años, y hasta 70 años de edad. La comunicación con la empresa será a través de correo electrónico y WhatsApp.

También es requerido que la persona presente un comprobante de ingresos de los últimos tres meses. El comprobante puede ser un recibo de sueldo, de pensiones, de jubilación, asignaciones familiares o seguro. También puede ser una constancia de ingresos que haya expedido un contador o un escribano público o un estado de cuenta de un banco con ingresos. En caso de empresas, puede ser facturas o una declaración jurada a DGI. O en su defecto, cualquier tipo de comprobante que sea útil para demostrar y justificar ingresos.

También se solicita que el solicitante demuestre donde vive. Para esto se requiere de un recibo que haya sido pagado el último mes. En este caso puede ser la UTE, Antel, OSE o cualquier otro ente público, o una constancia solicitada en una seccional policial.

Finalmente, es requerido que la persona no tenga deudas, ya sea con bancos, tarjetas de crédito u otras entidades financieras.